Como CEO de Efytech, además de como Ingeniero especializado en eficiencia energética, me gustaría hablar en este artículo sobre cómo involucrar a los empleados de una empresa en el ahorro de energía, todo ello a través de una serie de medidas encaminadas a mejorar la eficiencia energética de empresa.

Lo primero que debeos saber es que la eficiencia energética es un asunto muy importante en la actualidad, ya que el consumo de energía está aumentando y los recursos naturales son cada vez más limitados, todo ello sin entrar en el aumento de precios que está experimentado el sector energético. La buena noticia es que hay muchas maneras en que las empresas puedan reducir su consumo de energía y, al mismo tiempo, ahorrar dinero en el medio y largo plazo. Una de las formas más efectivas de hacerlo, y generalmente una en la que no solemos pensar, es involucrar a los empleados en los esfuerzos de eficiencia energética.

En este sentido, es importante educarlos sobre la importancia de la eficiencia energética y sobre cómo pueden contribuir a los objetivos que se marca nuestra empresa en este sentido. Haciéndoles partícipes de este proceso se creará en ellos un sentimiento de pertenencia y fidelidad, pues “se sentirán importantes” y se motivarán al ver que con sus acciones (muchas veces reflejadas en los pequeños hábitos cotidianos del día a día que no les suponen un gran esfuerzo) están ayudando a la empresa. Del mismo modo, también podremos retroalimentarnos de las ideas o propuestas que tengan nuestros empleados para mejorar la eficiencia energética de nuestra empresa, ya sea como fruto de la educación que les hemos dado o debido a su propia experiencia.

Otra forma de involucrar a los empleados es realizar una auditoría energética que nos permita identificar las áreas clave donde se pueden hacer mejoras y establecer, en consecuencia, objetivos de eficiencia energética reales para nuestra empresa, de manera que podamos determinar qué puede hacer cada trabajador para ayudarnos a alcanzar dichos objetivos.

Por supuesto es importante ofrecer los incentivos a los empleados que aporten y adopten las prácticas más eficientes. Este tipo de recompensas podrían ir desde el reconocimiento a su labor ante sus compañeros, siempre y cuando sepamos que esto motivará positivamente a nuestro empleado, hasta recompensas económicas o días libres a cargo de la empresa, todo ello a cuenta de parte de los ahorros que generemos debido a su colaboración.

En conclusión, involucrar a los empleados en los esfuerzos de eficiencia energética de la empresa es una forma muy efectiva de reducir el consumo de energía y ahorrar dinero a largo plazo, además de ser una vía muy interesante para motivar a nuestros trabajadores.

Espero que te haya gustado el artículo y, si deseas llevar a cabo una auditoría energética en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ofrecerte el mejor servicio y de asesorarte para que tu empresa entre de lleno en el mundo de la eficiencia energética.